¿Cómo afecta el registro de jornada a los esports?

¿Cómo afecta el registro de jornada a los esports?

27/05/2019

Desde que el pasado 12 de mayo comenzó a ser obligatorio el registro de jornada de los trabajadores, han ido surgiendo múltiples dudas acerca de cómo debe elaborarse dicho registro, cómo computa o qué ocurre con determinados trabajos. Estas dudas sobre el registro de jornada también han surgido en el sector de los esports y no pocos equipos y jugadores se han preguntado cómo les afecta.

Lo primero que hay que saber es que la norma obliga a llevar un registro diario de la jornada de todos los trabajadores, y esto quiere decir que también debe hacerse con los jugadores y demás integrantes de un club de esports. Este registro de la jornada debe hacerse día a día, y puede llevarse a cabo bien de manera escrita (a través de la firma en un documento), bien de forma digital (a través del login en una aplicación, o a través de programas informáticos, por poner algún ejemplo) o incluso mediante un registro biométrico (huella dactilar).

En el caso de los esports, no es fácil determinar en qué momento comienza a computarse la jornada de trabajo de un jugador y cuándo finaliza, sobre todo cuando el jugador vive en una “gaming house”, está de concentración o está jugando un torneo.

¿En qué momento se considera que un jugador de esports comienza su jornada laboral a efectos del registro de jornada?

Si se analiza un día habitual de un jugador, está claro que el inicio de la jornada comienza cuando empieza a entrenar, pero, ¿desde qué momento se considera que empieza a entrenar a efectos del registro de jornada? ¿Desde que enciende el ordenador? ¿Desde que se loga en el juego? ¿O desde que empieza la partida? En opinión de quien suscribe estas líneas, y a tenor de algunas sentencias judiciales del sector de Contact Center, la jornada debe comenzar a computarse desde el momento en el que enciende el ordenador, y no antes aunque ya lleve un rato en el lugar de entrenamiento.

Pero esto también puede generar problemas si hay programada alguna actividad previa al entrenamiento directo con el videojuego (como una charla técnica, tiempo de gimnasio, etc.) o, por ejemplo, en aquellos casos en los que el jugador no se encuentra físicamente con el resto del equipo y nadie controla en qué momento se enciende el ordenador (si es que en algún momento ha llegado a apagarlo). De esta manera, si el jugador está utilizando el ordenador para cuestiones personales, eso no deberá contar como tiempo de trabajo.

Imaginemos también el caso de un jugador que está cinco horas entrenando y que después debe acudir a un evento publicitario, siendo su jornada de 8 horas diarias. Si el evento publicitario se alargara, y sobrepasara esas 8 horas de jornada, ¿cómo puede computarse el fin de su jornada laboral si no puede hacer el logout? ¿Seguiría computando la jornada hasta que se deslogara?

¿Cómo se registra la jornada de un gamer cuando está en un torneo?

Si lo anterior ya era complicado, imaginemos cómo debe ser cuando se está en un torneo y todos los jugadores deben viajar. ¿Qué se computa como jornada? ¿El tiempo en el que están jugando? ¿El tiempo en el que están a disposición del club? ¿El tiempo en el que están en la arena y atendiendo compromisos publicitarios? Y lo que es más importante, ¿cómo se lleva ese control? No olvidemos que la norma establece que las empresas deben llevar un control del registro y de las horas efectivamente realizadas por el trabajador. En estos casos, en los que los jugadores no tienen un ordenador donde poder logarse, quizás lo más conveniente sería llevar un registro a mano de la jornada, donde el jugador introduzca las horas y después lo firme, pero eso “chocaría” con la mentalidad de los esports altamente ligados con la tecnología.

Otra opción sería utilizar una aplicación móvil en la que se pudiera llevar un registro de la jornada. El problema de este sistema es que la empresa no puede obligar a los trabajadores a que se descarguen aplicaciones en sus móviles personales, por lo que en este caso, el club tendría que dar a todos su personal terminales de empresa, con el importante desembolso económico que ello supone.

Además, es bien sabido que muchos torneos tienen tiempos de competición muy largos, y teniendo en cuenta que estos registros sirven para que se puedan medir las horas de trabajo y los tiempos de descanso, hay que se especialmente cuidadoso en su elaboración y confección para evitar que se incumpla la norma.

Por todo ello, la implementación de un protocolo en el club es esencial para evitar las sanciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Desde EJASO ETL GLOBAL se ofrecen servicios jurídicos especializados en esports, y dispone de un equipo de abogados expertos en Derecho Laboral que ayudan a implementar el registro de jornada teniendo en cuenta las especialidades existentes en el sector.

Buscador de artículos
Últimos artículos
Ausencias por enfermedad: parte médico de baja y parte médico de reposo
Ausencias por enfermedad: parte médico de baja y parte médico de reposo
25 nov. 2020
Nuevas reglas del estado de alarma en Portugal
Nuevas reglas del estado de alarma en Portugal
24 nov. 2020
El salario regulador del despido, en caso de cesión ilegal de trabajadores
El salario regulador del despido, en caso de cesión ilegal de trabajadores
20 nov. 2020
El despido durante la incapacidad temporal
El despido durante la incapacidad temporal
17 nov. 2020
Servicios relacionados

Unidades especializadas:

Último tweet

Más artículos por sectores

Más info

+ Hoteles (7)

Suscríbete a nuestra newsletter